BIENVENIDA DE NUEVO A LA AMISTAD


Si en el momento de yo elegir mis amistades,
hubieses estado tu presente.

No dudaría ni un instante en haberte aceptado

como mi primer amigo fiel y confidente.

 

Si en mi andar te hubieses cruzado,

en mi vida hubiera abierto un camino

para extenderte mi más sincera muestra de admiración

hacia ti y tú hubiese hecho sentir

presente en cada día de mi vida.

 

Rebosante y con júbilo escucho el latir de mi corazón

que me dice, deja que fluya la amistad,

deja que fluya la corriente a la par con las olas del mar.

Deja que fluya en mí este aire de amistad

y que me toque elegir si dejarlo entrar en mí o dejarlo partir.

Somos libres como el águila y es ahí donde debemos empezar

a entender que en nuestras vidas hay lugar

para volver a creer en la palabra amistad.

 

Que si uno o dos, bien somos dueños de nuestras vidas,

sentimientos y emociones por lo que no debemos

dejar esta bonita amistad nublarse

por las influencias negativas que puedan a ella entrar.
Hoy te incluyó en mi vida como esa bonita amistad

esperando permanezca esa llama

por una eternidad.

 

A ti querido amigo te quiero dar las gracias

por haberme dado paso a conocerte

que aunque corto el tiempo tres(3) meses

ha sido saludable a mi vida el tener a alguien

en quien pueda yo pensar y decirle:

Para ti estaré siempre aquí, querido amigo.


® Autora: Ilia I. Del Rio Matos

2019