HIJO MIO

Hijo mio te pido que tengas fortaleza,

que tu corazón siga latiendo y conforme

pase el tiempo vayas entendiendo que todo

en la vida tiene remedio.

 

Dios está contigo, siempre lo estará.

yo, tu madre, que de mis entrañas saliste

que te amo y te amaré a cada instante,

que eres parte de mi, que me duele lo que

estás pasando, aquí estaré apoyándote

y esperándote para poder abrazarte y

decirte, hijo mio, que la vida sigue adelante.

 

Que todo tiene solución pero debes llevar

siempre a Dios en tu corazón.  Aprenderás cosas

nuevas y serás un hombre de bien pues tengo fe

en Dios de que para ti todo depara muy bien.

 

Cuántas noches perdidas, cuántos deseos

de llorar, cuántas amarguras mi triste corazón

ha sufrido ya, pero recuerda hijo mio.

Todo tiene solución y tú serás ejemplo de

una gran superación.

 

Que para ti deseo lo mejor, vida mia,

porque hijo mio eres y tu madre

velará por ti cada dia. 

 

 

 Que no pase un solo momento

en que necesites de mi, que me cuentes todo

lo que sucede en ti, que me cuentes tus pesadillas,

tus inquietudes o tus penas, pues siempre he de estar

ahí para escucharte y ayudarte a superar esa gran

guerra .

 

 Guerra de la cual saldrás victorioso y yo

madre orgullosa podré decir, ese es mi hijo

que ha vuelto a relucir.  Dios te bendiga hijo mio

y no dudes en ningún momento de que estoy aquí

para ti.

 

Pase lo que pase eres la ilusión de mi vida

y todos estaremos ahí.

A ti mi hijo querido te quiero decir

que mamá te ama aunque sientas en algún

momento que no es así.

 

 

Todos atravesamos caminos difíciles, pero andamos

en  busca de soluciones y aferrados a Dios encontramos

que él tiene la solución.  No dudes nunca

que paso que andes él anda contigo,

que palabra que digas el la repite contigo,

que gesto que hagas el lo hace contigo.

 

Más cuando tú sufres el siente en su

Corazón gran  regocijo de poder

estar a tu lado para poder brindarte

lo que necesitas ese apoyo consuelo,

cariño y la solución para tu

nuevo camino.  Aunque no lo veas,

el trabaja en ti y para ti. 

Es aliento de vida para tu

corazón adolorido.

 

TE AMO HIJO MIO Y JUNTOS SALDREMOS VICTORIOSOS.

 

PS. Monique espero que todo con tu niño vaya bien

  y que puedan encontrar la serenidad que tanto

  necesitan para continuar con toda la ayuda

 profesional que a tu hijo le puedan brindar.