A MI DULCE PEDRO

Si mis palabras pueden fortalecerte.
si mi alma vagando junto a ti está.
Si en el lugar má recóndito te he de esperar
es porque Celia Crúz siempre ahí ha de estar.
Si en las buenas y malas tu mano me supiste estrechar,
no sufras mi amor porque tu Celia siempre reinará.

No importa si he partido ya, no sufras más,
solo debe llenarte de gozo el pensar
que en nuestra vida todo fué hermoso y lleno de alegría.
Que el solo pensarte sin mi se me alborota
el alma entera, pues siempre juntos estábamos
y caminábamos millas extras.

Solo te pido que mantengas la calma
y me recuerdes en vida, ya que he marchado
pero Celia en ti seguirá viva, ya que estaré
siempre aquí esperando volver
a ver esa dulce sonrisa.

No llores mi amor pues, he visto como
te ha consumido el dolor,
recuerda que no he muerto, que solo fallece
la carne pero no  el alma ni el corazón.
Me dedicaste muchos años de tu vida,
te doy gracias, bendigo la mísma
porque éramos el uno para el otro,
tú y yo, una misma vida.
Cuánto tiempo pasará en
el que te puedas recuperar.

Tú eres fuerte y yo sé que lo vas a superar,
mi alma te quiere brindar el consuelo
más grande para que puedas
entender que a tu lado estaré y por
una eternidad siempre junto a ti
viviré.

Sé fuerte mi amor que nunca te he de abandonar.
Solo será hasta el dia que entres en esta
nueva vida en la cual tú y yo nos hemos
de encontrar.  Por eso te pido que seas
fuerte en este momento de dolor y soledad
ya que mi alma al sentir tanto sufrimiento,
no descansará en paz, de solo pensar
cuánto sufrirás.

Pues, que yo Te Amo y Te Amaré hasta el final.
No importa que ya no esté, este hermoso palpitar
me dice que todo para ti estará muy bien.
Así podré descansar tranquila y esperando
poder verte en esta nueva vida la cual
te falta mucho por visitar todavía.

No te digo Adios sino hasta luego,
que seguiré velando por ti y brindándote
mi consuelo.  No sufras mi amor que estaré
a tu lado en todo momento.

Sentirás mi presencia, reflejo de mi vida entera.
Sentirás la fuerte brisa acariciar tu pelo y seré
yo acariciando tus plateados cabellos,
dándote aliento de vida, lo que más
yo anhelo.

Serás fuerte, lo sé, sabes muy bien que aunque
mi piel mustia esté, mi alma seguirá ahí
con ansias de volverte a tener.
Cada vez que salga el sol piensa
que soy yo brindándote mi sonrisa, mi calor
y tú lleno de vida podrás decir:

"ESA ES MI CELIA, LA SIENTO AQUI TODAVIA"
"ESTA VIVA"

Solo te pido no sufras más.
Cuando sientas tristeza piensa en lo más hermoso
que tú y yo vivimos, que siempre fuímos
el uno para el otro sin importar los tropiezos
ni estorbos que hayan existido en el camino.

Siempre estarás en mí como el primer dia
que nos conocimos.  Que Dios te bendiga
mi amor que yo me encargo de velar por ti, mi niño.
No te deprimas, estaré las veinticuatro horas
del dia junto a ti, aunque ya no esté en vida
porque junto a ti fuí sumamente felíz,
vida mia.

Cuídate mucho y aquí te he de esperar,
Cuando llegue tu turno el cual lejos está.
No me cansaré de esperar por ti mi amor
ya que a mi diestra estarás y seguiremos
siendo felices por una eternidad.

"CELIA SIEMPRE VIVIRA EN TI  Y REINARA POR UNA ETERNIDAD"