SIN RUMBO VOY
 







 

  

 

Que soledad, que vacío, que dolor,

en mi pecho llevo yo 

desde el último dia en que mi corazón 

 dejó de latir y  escuché 

tu voz.

 

Pués, ¿qué ha pasado con ésta amistad? 

De pronto cojió un rumbo 

diferente al comenzado, pero eso

no importa ya.

 

Sin rumbo ando yo de solo pensar 

que en el mañana no estarás, 

que todo fué el dolor 

por el cual atravesabas  

el cual un dia permitió 

que estos dos seres se encontraran. 

 

Te desearé la mejor de las suertes,  

pues te aprecio de verdad, 

para mi esta amistad pudo 

haber sido pura, bella y honrada

hasta el final.

 

Pero a veces tenemos otros caminos 

los cuales andar y no es hasta

que recapacitemos que no sabemos 

hasta que momento nuestro corazón 

podamos volver a dar.  

 

En esta vida hay cosas importantes, 

como tu amistad, pues como siempre

te he dicho, aquí permaneceré

por toda una eternidad.

 

Espero todo en ti tome un rumbo distinto 

un rumbo en el cual puedas encontrar la verdad

aunque la gran verdad la tienes contigo

y es que Dios a tu lado siempre estará.