A TI CON TODO MI AMOR

No me culpes si aún te amo,

no me culpes si sigo enamorada de ti,
no me culpes si aún no he logrado olvidarme de tí.
No me culpes si te seguiré amando

 pero no puedo  más con esto

que me está agobiando.


Tú me culpas por mis celos pero

no son celos es una simple realidad
que con la que dejarte saber quiero.

Solo te amo, que más te puedo decir,
cómo olvidarme de tí si fuíste tú

el hombre que por un momento me hizo felíz,
que ya no te puedo tener ,pues

que mas puedo hacer.


Si soy culpable de este querer

prefiero no estar aquí.
Si con ello te hago sufrir,

pues mi querer no es para tí.
Solo te dí todo lo que brotaba de mí,

un amor sincero lleno de gozo quería para tí.


Pero tal parece que no puedo seguir

ya que tú y yo no nos podemos entender así. 

¿Sabes cuánto te amo en tan poco tiempo?,
ni te lo podrás imaginar.

Sí te amo con todas las fuerzas
que puedo amarte ,pero no sé que pasa

a lo mejor las cosas
no pueden seguir adelante.

Solo deseaba estar contigo,

darte cariño, mimarte
como a un niño porque tú  lo mereces así.


Pero ,¿cuánto daño puedo hacerte con mi querer?
Aún no lo entiendo; algún dia pueda que sí.
Jamás pensaría en hacerte daño

pues has sufrido  demasiado,

 quería que encontraras refugio en mi; tal parece
que eso no puede ser así.


Cuánto me gustaría entregarte todo

para que te sientas felíz,
pero que mas te puedo entregar

sino el gran amor que siento por ti.


Te amo, te amaré siempre,  no habrá espacio
en mi corazón para otro querer pues
tú fuíste lo mas maravilloso que entró en mi ser. 

Solo te pido me comprendas y entiendas
cuánto te amé solo así

podrá perdurar este querer.


No pretendo hacerte daño

pues no te lo mereces. 

¿Sabes?
Algún dia entenderás cuán grande

es mi querer y  seguiré aquí

anclada para algún dia volverte a ver. 


No  quiero seguir viviendo en la angustia

de la espera de lo que está por venir.
Tenerte lejos de mi es la gran pesadilla

la cual haz creado en mi.


Solo te pido que me comprendas,

que solo tengo corazón para ti.
Solo que mas te puedo decir;

que te amo con todas
las fuerzas que mi corazón

lo ha permitido así.

 

Siempre te amaré...

 

 





 

POR TI VIVO YO 


Como
 el baiben de las olas del mar así estoy yo,
impregnada en tu amor.  Un amor grandioso,
como un éxtasis, así es tu amor.
Por la vida voy yo búzcando aliento y sabor
sin nisiquiera saber donde voy. 


 Grandioso es ese Dios que conocernos,
permitió un gran día y entregarnos mutuo amor.
Un día en el cual intercambiabamos caricias y
hallamos en ellas dulce melodía.
Melodía para éste corazón el cual
un día te prometío  fidelidad, amor y cariño
sin mirar hacia atrás, así, así es mi amor. 


 Perfecto es el día para decirte mi amor
que eres tú ese gran amor el cuan anhelé
para siempre, mi amor.  Por tí viviré, por tí lucharé,
porque eres tú mi verdadera razón de ser.


Dios ilumine mi vida hoy por hoy para seguir
ofreciéndote lo que una vez juré,
mi mas bello y grande amor. 

Por tí mi amor, por tí vivo yo. 







DESAMOR 


Cual frágil mi corazón era, cuando de repente un 

dí entraste y lo robaste.  Jurándome amor y fidelidad 

para así amarnos.  Un amor que con el tiempo 

se convirtió en desamor.  Ahogándome entre 

mis lágrimas vivo yo, perdida en el espacio ya 

que perdí lo más bello en mi vida y quien 

por tanto, juró darme su amor. 



Quebrantada está mi alma por este 

desamor, pero mi amor, recuerda, siempre 

fuíste lo más adorable en mi vida y la 

persona que realmente amé yo.  

Amé al hombre aquel que por vez primera 

me hízo sentir mujer, aquel que me entregó 

su ser; aquel que jamás será reemplazado por otro querer. 

Amé, amando de verdad, juré fidelidad y fuí fiel, 

esperando así brindarte mi felicidad 

de que por vez primera sé lo que es amar.  


Lo que es sentirse sedienta de unos besos 

como los tuyos.  Querer sentir el fulgor cuando me acaricias, 

me tocas y me das tu calor. 

Querer sentir maripositas dejando 

entrever el gran amor que por tí siento yo.  

Así  quedará mi amor; solo como un vano

 recuerdo,  aquel recuerdo que solo llevarás 

en tu interior, haber pasado por tu vida y dejarte

 mis huellas en lo más profundo de tu corazón.  

Solo así algún día entenderás la grandeza 

y pureza que pudo haber sido mi amor. 

Solo así te llevaré siempre conmigo.  


Recordándote todo como al principio sucedió.    

Añorándote, añorándote viviré yo.  

Mas aún el tiempo nos enseñará 

a siempre amar y nunca engañar. 


Y a tí amor que me olvidas sin pensar 

como te pude yo amar; en tí quedo, como aquella 

mujer que su amor en tí quizo derramar.  

Largas serán las noches, largo el caminar, pero

 no importa ya que tú, ahí no estarás, nunca jamás.  No, ya no más. 

 



 

 

CUANDO YA NO ESTE




Recuérdame por mi vestidura
desnúdame como se desnuda la brisa
sásiame de caricias, porque cuando no esté
no podrá regarse más una semilla. 

 Siémbrame para siempre en el portal
de tu alma para que dignamente
me puedas llevar como flor abonada.
Abonada e inmortal permaneceré yo en tu vida,
aunque ya no esté, a tí, a tí te corresponde mi vida. 

 Mas cuando haya partido te llevaré en mi alma
como una golondrina, viajera sin rumbo y con
esperanzas.  Me llevarán ramilletes de flores;

eso lo sé me rezarán el rosario y tres
Ave Marías; también lo sé.  

 

 Pero cuando ya todo
el mundo haya despejado la sala te quedarás tú
mi pequeño amor, para que mi alma se siente sobre tí
acariciando tu mejilla y todo lo bello que abarca en tu alma. 


 Será para mí el recuerdo perfecto que me llevaré.
Al lado de mi Dios estaré yo; guardando la silla del tesoro
mayor para cuando llegues te sientes a la diestra mia y del Señor. 
Solo así tendré lo que siempre anhelé, el amor del hombre
que todo su amor entregarme pretendía y yo ciega y con dolor
al saberlo perdido, tengo fé y esperanza de que estará a mi lado algún dia. 

 



 





GOLONDRINA ERRANTE 


Cuando viaje iré tras ese recuerdo febríl y desbordada de alegría,
 te veré yo mi amor y te regalaré una sonrisa. 
Mi alma se innunda de solo saberte y pensarte en vida para
que no me cuenten lo más dulce y bello que exíste en tí todavía. 

Golondrina errante, llévame contigo para así 

sasiarme con tu amor dia a dia.  


Viajera sin rumbo quisiera poder
volar para así encontrar un nido donde 

me pueda refugiar y al momento
en que tu vuelo vea detener, ahí estaré 

yo para entregarte todo mi querer. 


Querer dar la vida a la golondrina más bella,
empapar su cuerpo con el dulce sabor que de él me quedó. 
Sabor a néctar tengo yo, huellas en todo mi interior, apiádate de mí,
golondrina errante y abastezeme con todo su  querer. 

 

Cuando viaje yo buscaré esa golondrina errante para
que se convierta en agua y pueda saciar mi sed. 
Será el momento más apropiado para poder decirte: 

 

“Aún estás presente en todo mi ser”... 

 

 







Mi Mayor Logro 


Estar capacitada para enfrentar los pormenores de la vida.
Pasar la pruebas, como querer escalar una montaña. 
Aún así pude con todas ellas.  Juré amor, dí amor,
Juré fidelidad, fuí fiel, Juré luchar y luché a 

pesar del agotamiento físico
y mental el cual me hacía daño por demás
porque era doloroso, inexplicable, pero nunca me rendí. 



Mi mente agotada de tanto pensar, de tanto buscar
soluciones, me decía: “Basta Ya”. 
Pero lo pude dominar, sabía que ella no me vencería. 
Mi mente, agotada estaba aunque siendo así siempre firme
en mi decisión de lograr tener nuevamente el amor. 

Aunque pedregoso y arduo el camino a su vez,
nunca fué impedimento para volver a
estar junto a ese único y gran querer. 

 

 


 




Si Es Cierto 


Sí, es cierto que te amé.  Sí, es cierto que sufrí. 
Sí, es cierto todo lo que aún queda en mí. 
También es cierto lo que veo hoy en ti. 
Ver en ti la luz de una nuva vida.  Una vida diferente y llena de alegría,
una vida la cual no era vida estando postrado en el sitial de una camilla. 
Postrado sin saber lo que a tu alredor se movía.

Sin basilar, un dia terminó esa gran pesadilla. 
Pesadilla la cual me arrancó y atropelló lo más que quería. 
Maldito el dia aquel el cual recibí la mala noticia
del accidente fatal que habías tenido tú, mi vida. 


Todo se me apagó, todo se vino encima,
sabiendo que no podía hacer nada pues, ya tú no pertenecias a mi vida. 

Pero no importa ya que al fin pude estar a tu lado junto a esa camilla. 
Le pedí a ese gran Dios que te devolviera a esta vida;
que me hacías falta y te amaba todavía. 


Pues hoy parece mentira, tienes vida, estás bien y yo,
llena de gozo y alegría. 
Quizás algún dia Dios te dará
la dicha de tener nuevamente la oportunidad
que te dió de tener a tu lado ese amor de tu vida. 

Solo que te puedo decir ? 


Que ahora nuevamente estoy aquí
y seguiré apoyándote como hacía en aquellos dias, 
 
aunque ya tengo otra vida, fuíste tú el primer querer que en mi corazón latía.
 En este mundo solo quedamos pocos seres humanos dignos,
sinceros y merecedores de aquello que un dia se esfumó como el viento.  


Palabras de aliento tengo para tí, mi pequeño porque
solo es digno aquel que luchó contra su vida y hoy
 lo tenemos aquí de regreso, conuna dulce sonrisa. 

Solo el valiente triunfa y por eso es que hoy comienza
 la gran batalla de un largo camino. 
Gracias mil mi vida por aún amarme,
quererme y recordarme todavía. 
Para ti es esta dulce melodía.